Sapere aude

miércoles, 13 de mayo de 2009

Una vez mas




Me engaño si pienso que tras raptar tus caderas una vez más no resurgirá el dolor,pero el recuerdo me dirige como marioneta fracturada a la improbable negación de tu propuesta carnal.Comienza la función,como un par de actores agotados,estampida de besos polvorientos de vacío propósito viríl.La esperanza me venda los ojos,me impulsa a un colchón puntiagudo que araña mis sentidos.Derribada,de nuevo,con la mitad de la mitad de mi orgullo,me entrego a la sombra de lo que fuimos.

Recojo mi pañuelo,abrigo mi cuello y huyo de tu reencor insultante.Hago de las calles mi hogar,me bebo mis pasos ante el camino de sobra conocido sin saber si será la última vez,más sola de lo que fuí y muda.
Puedo sentir que ya pasó lo peor,porque mis lagrimales hace tiempo que dejarón de funcionar,pero tan solo interpreto estos constantes nudos en mi garganta como una lección mal aprendida...no lo superé,tan solo pulí mi arte al disimulo.


*Pacorra*

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar